lunes, 9 de marzo de 2009

PROYECTO: como parte de la organización social.


Si hablamos de un proyecto, en adelante hablaremos de la organización humana, de sujetos(as) de acción y las condiciones que les han constituido, sea para luchar, reír, desear, o idear como convivir con los otros y con sí mismos. En esta articulación de sentido, motivos y conciencia, se pone de manifiesto el logro humano, donde las utopías pueden no serlo, es la organización creada para cambiar el mundo o una parcela del mismo.

La articulación estructural del sentido de un proyecto, se elabora construyendo algo bastante coherente para el entendimiento y el cambio de alguna realidad a impactar, lo anterior obliga a las prioridades -objetivos-, entre la táctica y la estrategia. No hay acción articulada que sea perfecta, más bien es una lucha por arreglar lo ayer descuidado, buscando la disposición de lo valorado (cambio), del entendimiento del mundo, de la realidad, para la organización con con-ciencia.

“Un proyecto se refiere a un conjunto articulado y coherente de actividades orientadas a alcanzar uno o varios objetivos siguiendo una metodología definida, para lo cual precisa de un equipo de personas idóneas, así como de otros recursos cuantificados en forma de presupuesto, que prevé el logro de determinados resultados sin contravenir las normas y buenas prácticas establecidas, y cuya programación en el tiempo responde a un cronograma con una duración limitada.” Montealegre (7:2008)

Asimismo como plantea González (2008) el proyecto se puede vislumbrar en dos vías, primero el proyecto como componente del proceso de planificación, como un instrumento importante, que al utilizarlo permite alcanzar crecimiento y desarrollo en mayor grado, expresado ello entre otros por: una mayor producción, más empleos, mejor salud y otros indicadores que evidencian bienestar, progreso y mejoras en los niveles de vida.

Y por otro lado, el proyecto emerge como facilitador del proceso de toma de decisiones, sobre todo cuando se va a realizar una inversión, con la finalidad de saber si esta es conveniente o no. Toda inversión (privada, pública, económica y/o social) requiere de estudios previos como: verificar la viabilidad técnica, comercial, económica, legal y financiera, todo ello dentro de un contexto donde se cumplan con parámetros que conlleven a determinar si el proyecto debe ejecutarse o no.


Proyecto SOCIAL.

Se ha expuesto el proyecto, como parte de la organización social, pero esta aproximación se tiene que profundizar, por el hecho de que una organización por más general que sea, es tan solo una parte de un conjunto social.

Según Hall (29:1988), esta dinámica entre organizaciones y la organización social, es uno de los problemas que se presentan al analizar o pensar acerca de las organizaciones, porque el termino a veces se asimila a la organización social, por ello es primordial no confundir un proyecto social como una obligación de la totalidad de la sociedad, pues los proyectos se construyen sobre las inquietudes de grupos o entidades concretas (políticas, económicas, sociales, etc.). Hay que tener en claro que las organizaciones (proyectos) son unidades sociales y tienen una condición: son deliberadamente construidas o reconstruidas para alcanzar objetivos específicos.

Estos fines-objetivos son de diverso orden y resultan de inquietudes específicas, que gracias a las disciplinas sociales se pueden convertir en problemas de estudio y objetos de investigación, conforme esto, se pueden tomar decisiones.

Algo fundamental para el sentido de un proyecto social, es el encontrar una situación inicial (objeto), aplicarle alguna estructura de conocimiento científico, para recomendar una situación deseada (fin), que sería lo que busca el proyecto.

Por ello el sentido de la investigación, el diagnostico, el análisis, son primordiales y estratégicos en un proceso que está por encima del proyecto, que tiene y tendrá que ver con el contexto en donde se desarrollan los proyectos, sobre todo cuando el concepto de planificación está en boga en las estructuras de administración estatal, para la implementación de Políticas Públicas, Planes o Programas Nacionales conectados a las Políticas Sociales, de Salud, de Seguridad, entre otras.

Tenemos entonces que empezar por comprender la planificación, como un conjunto de procesos mentales, sociales y organizativos que de manera anticipada mediante análisis de problemas, esquemas, estimaciones y decisiones que hay que tomar, descubren y determinan la forma, los procesos, los medios, costes y consecuencias, así como las condiciones y las etapas en que se puede o se debe conseguir un determinado objetivo. Hillmann (696: 2005)

Es un hecho, que vivimos en sociedades administradas, en las que el cálculo y el indicar hacia dónde dirigir los recursos de una manera prudente es fundamental, por lo que la PLANIFICACION Y PROGRAMACION SOCIAL es esencial. Muñiz (1983)

Julio Solís Moreira
Sociólogo e investigador
9/3/09

Lo leído se puede profundizar con más información de ATSocial en los siguientes links: Realidad social y Sociología urbana


Bibliografía.


-Montealegre Tovar, Mauricio (2008). Definición de proyecto. Servicio Nacional de Aprendizaje centro de Servicios Administrativos Regional Distrito Capital. Bogotá
-González Peña, Luis Alberto (2008). Qué es un proyecto. www.monografias.com, tomado el 14/02/2009.
-Hall, Richard (1988). Organizaciones: estructura y proceso. 1ª Edicion. Prentice-Hall. México.
-Hillmann, Karl-Heinz (2005). Diccionario Enciclopédico de Sociología. 2ª reimp. Herder Editorial. España.
-Muñiz, Arlette Pichardo (1983). Planificación y programación social. Editorial Universitaria. San José. Costa Rica.