miércoles, 30 de marzo de 2016

La violenta convivencia social costarricense.

Estamos ante el rostro más crudo de la violencia. Y es un momento ideal para reflexionar en qué falla en nuestra convivencia social y cuáles son nuestras responsabilidades por el deterioro que padecemos.
Cierto es que hay responsables directos de la trágica muerte del joven Alejo Leiva Lachner, pero también es cierto que hay muchos corresponsables.
Falta de diálogo

En nuestro análisis de este martes en Hablando Claro, tanto el especialista Daniel Motul como el Viceministro de Paz, Víctor Barrantes, coincidieron en un hecho fundamental: muchos de los muertos que nos duelen como comunidad y como familia no son producto de la criminalidad. Son producto de la incapacidad que tenemos de dialogar, de enfrentar nuestras diferencias de manera civilizada buscando resoluciones en las que no medien insultos, gritos y armas.

Los fríos datos terminan de confirmar esta afirmación: el 45% de las muertes dolosas en el país ocurren a jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad y no tienen relación alguna con asaltos, robos u otros hechos delictivos, sino que se producen por comportamientos violentos.
¿Tenemos posibilidad de corregir nuestros patrones de convivencia?

De esto conversamos con los especialistas en ciencia social Julio Solís y Evelyn Villarreal hoy en ‪‎Hablando Claro.
Escuche aquí este programa...
Vinculo MP3

Seguridad, convivencia, violencia, prevención, resolución de conflictos.